Al Muwatta (El camino fácil) de Imam Malik (ra) es la compilación más antigua de hadices en la historia del Islam. Contiene las referencias imprescindibles para conocer el funcionamiento a nivel social, legal, político, económico y de las prácticas de adoración, de la primera comunidad de Medina. Esta es la base de la escuela Maliki.

18.1 OBSERVACIÓN DE LA LUNA NUEVA PARA COMENZAR Y TERMINAR EL AYUNO DE RAMADÁN

1

Yahya me relató de Malik, de Nafi, de Abdallah Ibn Umar, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, una vez mencionó Ramadán y dijo: “No comencéis el ayuno hasta que no veáis la luna nueva, y no rompáis el ayuno (al final de Ramadán) hasta que la veáis. Si la luna nueva está oculta de vuestra vista por las nubes, entonces calculad cuando debería ser.”

2

Yahya me relató de Malik, de Abdallah Ibn Dinar, de Abdallah Ibn Umar, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: “Un mes tiene veintinueve días. No comencéis el ayuno ni lo rompáis hasta que hayáis visto la luna nueva. Si la luna nueva está oculta de vosotros por nubes, entonces calculad cuando debería ser.”

3

Yahya me relató de Malik, de Zawr Ibn Zayd ad-Dili, de Abdallah Ibn Abbás, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, mencionó en una ocasión Ramadán y dijo: “No comencéis el ayuno ni lo rompáis hasta que hayáis visto la luna nueva. Si la luna nueva está oculta de vosotros por nubes, entonces completad un total de treinta días.”

4

Yahya me relató de Malik que él había oído que una vez, en el tiempo de Uzmán Ibn Affan, se vio la luna nueva por la tarde y Uzmán no rompió su ayuno hasta que la noche llegó y el sol se puso.

Yahya dijo que había oído decir a Malik que alguien que ve la luna nueva de Ramadán estando sólo debe comenzar el ayuno y no romperlo si sabe que ese día es parte de Ramadán. Y añadió: “Alguien que ve la luna nueva de Shawwal cuando está solo no rompe el ayuno, porque la gente sospecharía de la fiabilidad de uno de entre ellos que rompe el ayuno. Esta gente, cuando ven la luna nueva, deben decir: “Hemos visto la luna nueva.” Quien vea la luna nueva de Shawwal durante el día no debe romper su ayuno sino que debe continuar ayunando durante el resto del día. Esto es debido a que se trata realmente de la luna nueva de la noche entrante.”

Yahya dijo que él había oído a Malik decir: “Si la gente esta ayunando el día del Fitr pensando que todavía es Ramadán, y entonces les llega una evidencia definitiva de que la luna nueva de Ramadán se había visto un día antes de que ellos comenzaran a ayunar y de que están ahora en el día treinta y uno, entonces deben romper el ayuno ese día, a cualquier hora que la noticia les llegue. No obstante, no rezan la oración del Id si oyen las noticias después de que el sol haya comenzado a declinar.”

18.2 PONER LA INTENCIÓN DE AYUNAR ANTES DEL AMANECER.

5

Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdallah Ibn Umar solía decir: “Sólo ayuna realmente quien pone la intención de ayunar antes del amanecer.”

Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, que Aisha y Hafsa, las esposas del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, también dijeron lo mismo.

18.3 APRESURARSE A ROMPER EL AYUNO.

6

Yahya me relató de Malik, de Abu Hazim Ibn Dinar, de Sahl Ibn Sa’id as-Sa’idi, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: “Permanecerán los hombres en el bien siempre que se apresuren a romper el ayuno.”

7

Yahya me relató de Malik, de Abdurrahmán Ibn Harmala al-Aslami, de Sa’id Ibn al-Musayyab, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: “Permanecerán los hombres en el bien siempre que se apresuren para romper el ayuno.”

8

Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Humayd Ibn Abdurrahmán, que Umar Ibn al-Jattab y Uzmán Ibn Affan, rezaban Magrib cuando veían que la noche oscurecía, antes de romper el ayuno, y esto era durante Ramadán.

18.4 AYUNAR DURANTE RAMADÁN, CUANDO UNO ESTÁ YUNUB POR LA MAÑANA.

9

Yahya me relató de Malik, de Abdallah Ibn Abdurrahmán Ibn Ma’mar al-Ansari, de Abu Yunus, mawla de Aisha, de Aisha, que ella oyó a un hombre, que estaba de pie ante la puerta del Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, decir: “Mensajero de Allah, me levanto por la mañana en estado de impureza ritual mayor (yunub) y quiero ayunar,” y el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: “Yo también me levanto por la mañana yunub y quiero ayunar, entonces hago gusl y ayuno.” El hombre le dijo: “Tu no eres igual que nosotros. Allah te ha perdonado todas tus accio-nes equivocadas anteriores y futuras.” El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, se enfadó y dijo: “Por Allah, espero ser, de entre todos vosotros, el más temeroso de Allah y el que tiene más conocimiento de cómo tener taqwa.”

10

Yahya me relató de Malik, de Abd ar-Rabbih Ibn Sa’id, de Abu Bakr Ibn Abdurrahmán Ibn al-Hariz Ibn Hisham, de Aisha y Umm Salama, las esposas del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, que el Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, solía levantarse por la mañana en estado de impureza ritual mayor (yunub) debido a relación sexual, y no a un sueño, en Ramadán, y después ayunaba.”

11

Yahya me relató de Malik, de Sumayy, mawla de Abu Bakr Ibn Abdurrahmán Ibn al Hariz Ibn Hisham que él oyó a Abu Bakr Ibn Abdurrahmán Ibn al-Hariz Ibn Hisham decir: “Mi padre y yo estábamos con Marwan Ibn al-Hakam en la época en que él era amir de Medina, y alguien le mencionó que Abu Huraira solía decir: ‘Si alguien empieza la mañana yunub, ha roto el ayuno para ese día.’ Marwan dijo: ‘Te juro, Abdurrahmán, que debes ir a las dos Umm al-muminin, Aisha y Umm Salama, y preguntarles acerca de ello.’

Abdurrahmán fue a visitar a Aisha y yo le acompañe. El la saludó y después dijo: ‘Umm al-muminin, estabamos con Marwan Ibn al-Hakam cuando alguien le mencionó que Abu Huraira solía decir que si alguien empezaba la mañana yunub había roto el ayuno de ese día.’

A’isha dijo: ‘No es como Abu Huraira dice, Abdurrahmán. ¿Acaso te desagrada lo que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, solía hacer?’ y Abdurrahmán dijo: ‘No, por Allah.’ A’isha dijo: ‘Doy testimonio de que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, solía levantarse por la mañana yunub debido a relación sexual, no a un sueño, y después ayunar ese día’.”

Él continuó: “Después fuimos a visitar a Umm Salama, y Abdurrahmán le preguntó acerca del mismo asunto y ella dijo lo mismo que Aisha había dicho. Entonces emprendimos la marcha y fuimos a ver a Marwan Ibn al-Hakam. Abdurrahmán le dijo lo que ambas habían dicho y Marwan dijo: ‘Te juro Abu Muhammad que debes utilizar la montura que está en la puerta e ir a ver a Abu Huraira, que está en su finca de al-aqiq, y decírselo.’ Así, pues, Abdurrahmán montó y emprendió la marcha, y yo fui con él, hasta que llegamos a donde estaba Abu Huraira. Abdurrahmán conversó con él durante un rato, y después le mencionó el asunto, y Abu Huraira dijo: ‘No sé nada acerca de esto. Alguien me lo había dicho’.”

12

Yahya me relató de Malik, de Sumayy, mawla de Abu Bakr, de Abu Bakr Ibn Abdurrahmán, que Aisha y Umm Salama, las esposas del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijeron: “El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, solía levantarse por la mañana yunub a causa de relación sexual, no por un sueño, y después ayunaba.”

Publicado originalmente en El Camino FácilAl Muwatta. Ed. Sabora Uribe. Junta Islámica: Almodovar del Rio, 1999 (Disponible online).

Print Friendly, PDF & Email