Ciencia e Islam: Cosméticos

 

Cosméticos

La atracción hacia el embellecimiento y la expresión de la belleza es parte natural del carácter humano, tanto para el hombre como para la mujer. Siendo que los preceptos islámicos no son jamás contrarios a las disposiciones naturales del ser humano, el islam no puede sino alentar y recomendar a los creyentes adoptar todo lo que puede contribuir al embellecimiento de la persona : sea bajo forma de ropas, de adornos u otros.  Allah dice en el Qur´an: Di: ¿Quién prohíbe los adornos de Allah, creados por Él para Sus siervos, y las cosas buenas de la provisión?” (Surah 7 – Versículo 32).

No podemos negar de los beneficios que algunos ingredientes presentes en los cosméticos tienen. Algunos de ellos son;

  • Aceites minerales:evita la pérdida de agua de la piel y es un derivado del petróleo. Se utiliza porque es económico y a diferencia de los aceites vegetales, no se estropea. No es comedogénico -no obstruye los poros de la piel- y además se consideran seguros para la piel porque casi nunca provocan reacciones alérgicas.
  • Aceite de Jojoba: se obtiene de las semillas de la jojoba, un arbusto que crece en el desierto. En realidad, no es un aceite sino una cera líquida, biodegradable y no tóxica. Se utiliza para combatir la sequedad extrema de la piel, para regular los desequilibrios del acné, facilita la renovación celular, aumenta la suavidad, la elasticidad y la firmeza en la piel. Además, es rico en vitamina E, la cual es un potente antioxidante protegiendo la piel de los radicales libres y los temibles rayos Uv.
  • Ceras: se pueden utilizar distintos tipos de ceras, que van desde la cera de abejas, que es un emoliente que proporciona una acción protectora para la piel y es un excelente protector solar natural. No es comedogénica. Sin embargo, también se usan otras ceras como la lanolina, que no es nada más y nada menos que el sebo que segregan las ovejas. Sin embargo, a diferencia de la cera de abejas, la lanolina a pesar de ser natural puede causar alergias y brotes de acné. También pueden usarse otros tipos de cera como la ozoquerita o ceresina, que es una parafina natural.

Las sombras de ojos deben ser ligeramente ácidas, con un pH de 4,5-5,9 para no producir eczemas -hinchazón y picazón-, su textura debe permitir que se deslicen con facilidad sin que resbalen. Se colorean con tintes que incluyen compuestos inorgánicos como el aluminio, silicio, sodio o azufre, para conseguir tonos como el azul, el rosa, el violeta.

  • Óxido de hierro (Fe2O3) : tonos carmín.
  • Negro de carbón: tonos oscuros.
  • Manganeso : tonos violetas.
  • Oxicloruro de bismuto (BiOCl) : tonos dorados.
  • Hidróxido de cromo ( Cr(OH)2 , Cr(OH)3 ) : tonos verdes.
  • Polvo de bronce, polvo de aluminio: para distintas combinaciones de ocre y grises.

Pero sin extendernos demasiado, querido lector/a hoy voy a hablaros de algo muy importante que seguramente muchxs de vosotrxs no os habréis parado a pensar a la hora de comprar un cosmético. Cuando uno va a comprar productos de belleza, solemos fijarnos en el envase, la marca y su prestigio, la publicidad, esporádicamente nos fijamos en los ingredientes y muy pocas veces, por no decir ninguna, en si ese producto ha sido testado en animales. Desgraciadamente muchas marcas conocidas los utilizan para probar los diferentes efectos que un producto pueda tener antes de su comercialización.

¿Está prohibida la experimentación cosmética en animales?

En febrero del 2003, la UE aprobó la prohibición de testar cosméticos en animales, lo que se haría efectivo en dos fases. La primera, implementada el 11 de marzo del 2009 y la segunda fase, a partir de marzo de 2013. Pero con prórrogas y excepciones. Ahora mismo, en la Unión Europea, está prohibida la venta y fabricación de productos cosméticos, así como la comercialización de esos productos  en Guatemala, Islandia, India, Israel, Nueva Zelanda, Noruega, Serbia, Suiza y Turquía. Pero claro, quién hace la ley, hace la trampa. Pues, aunque en suelo europeo está prohibido, no lo está en otros lugares. De hecho, un 80% de los países fuera de UE sigue experimentando con animales, pues no tienen una ley que lo regule.

Es el caso de China, el principal cliente europeo. Es aquí donde reside la solución: aunque no se pueda testar un producto de cosmética en Europa, la marca puede encargar a un país ajeno a la UE que lo haga por ellos. De hecho, las autoridades chinas siguen exigiendo ensayos en animales para los productos extranjeros exportados.

¿Qué tipo de experimentos se usan para testar cosméticos?

En la investigación cosmética se llevan a cabo dolorosos experimentos en cientos de miles de animales cada año, incluyendo conejos, cobayas, ratas, ratones, etc. Estas pruebas incluyen la irritación de la piel o los ojos, sensibilización de la piel (alergias), toxicidad (envenenamiento), mutagenicidad (daño genético), teratogénica (defectos de nacimiento), carcinogenicidad (cáncer), daño genético embrionario o fetal, toxicocinética (estudios de la absorción, metabolización, distribución y excreción de las sustancias químicas).

¿Cómo saber qué producto cosmético testa en animales?

Según apunta PETA, la organización animalista más importante del mundo, más de 100 millones de animales en todo el mundo están siendo usados para testar en ellos productos de belleza. Estos han elaborado una lista actualizada de empresas que en la actualidad siguen haciéndolo.

https://features.peta.org/cruelty-free-company-search/index.aspx

¿Cómo puedo escoger un producto cruelty free?

Es sumamente fácil , en el siguiente link puedes hacer un estudio más profundo de productos que no han sido testados en los animales. http://www.consumetico.org/es#.Xbau_ppKi00

Conclusión
La compasión y misericordia del islam no solo alcanza a la humanidad, sino que también se extiende a todas las criaturas del mundo.

El islam prohíbe la crueldad con los animales. Hace 1441 años, mucho antes que el moderno movimiento por los derechos de los animales comenzara con la publicación del libro de Peter Singer “Liberación Animal”, en 1975, el islam solicitó bondad hacia los animales. Ellos jamás se fijarán en las imperfecciones de tu piel ni en tus ojeras, si tienes los ojos verdes, azules o marrones. Solo esperan de nosotros lo que Allâh nos decretó, y así como nos ha hecho responsable de nuestro comportamiento hacia otras personas, también hemos sido responsabilizados de nuestro comportamiento hacia ellos.

¡ Recordad esto, la belleza nunca es cruel !

Print Friendly, PDF & Email