Ciencia e Islam: El tomate

Si tratáis de contar los dones de Allah no podríais enumerarlas. Allah es Absolvedor, Misericordioso” Qur´an 16:18.

El tomate

El Corán no solo contiene guía que promueve la buena salud y la sanación, sino que también nos alientan a que, por medio del conocimiento, cuidemos la más preciada casa que se nos ha dado “La Tierra”, y es que el problema que generan los plásticos y su contaminación es algo que preocupa. Por lo tanto, ¿qué tal si os presento un alimento polifuncional, que sirve tanto para alimentación, y como alternativa de la contaminación por plásticos?

Los tomates, presentan en su composición una serie de elementos que resultan muy adecuados para desintoxicar el organismo y proteger la salud cardiovascular. Entre sus componentes destacan el licopeno y el glutatión, dos potentes antioxidantes con propiedades para tratar ciertas enfermedades e involucrados en la prevención de algunos tipos de cáncer. El primero de ellos se denomina licopeno, un componente al cual deben su coloración roja con beneficios similares a los betacarotenos de las zanahorias ,que tiene propiedades anticancerígenas. El licopeno parece reducir las probabilidades de cáncer de próstata, pulmón, estómago, vejiga, mama y cuello del útero. También se ha demostrado que este flavonoide estimula la formación de tejido óseo, muy adecuado cuando hay riesgo de osteoporosis -como en la menopausia y en la vejez- previniendo fracturas óseas en el futuro. El licopeno aparece en los tomates frescos, pero especialmente en los cocinados, dado que la cocción ayuda a liberar este elemento y facilitar la absorción por el organismo.

El glutatión un potente antioxidante

El glutatión es otro componente con propiedades antioxidantes demostradas, que ayuda a eliminar los radicales libres, responsables de la aparición de muchas enfermedades neurodegenerativas, también es un elemento muy adecuado en la eliminación de las toxinas del cuerpo, especialmente con los metales pesados . Se ha comprobado como el tomate ayuda a eliminar eficazmente el plomo.

El tomate y la prevención del cáncer de próstata

Estudios recientes muestran que el tomate y la salsa de tomate tomados habitualmente en la dieta pueden tener un papel protector frente al cáncer de próstata. Estos efectos son debidos al potencial antioxidante del licopeno y el glutatión. Estos evitarían el daño celular por peroxidación lipídica y el daño de membrana en pacientes normales y en aquellos con carcinoma de próstata.

Tomates combatiendo la hipertensión y la retención de líquido

El tomate es muy rico en potasio un mineral que interviene en la regulación química de los fluidos corporales, así como en el buen estado de los nervios, el corazón y de los músculos. Junto con el calcio muy abundante también en el tomate interviene en el equilibrio del potasio y del sodio. Además de la riqueza en estos dos minerales, su contenido en gamma aminoácidos butíricos (GABA) los hace especialmente adecuados en las dietas contra la hipertensión.

Vitaminas al rescate

Otros componentes beneficiosos para desintoxicar el organismo son la vitamina C y la vitamina A. El tomate es un fruto que presenta una gran riqueza de ambos. La vitamina A fue la primera vitamina descubierta en 1913. Ayuda al crecimiento tisular, manteniendo nuestros huesos y dientes en buen estado, al sistema inmunológico a combatir las infecciones, y a mantener una correcta salud ocular -evita la ceguera nocturna- .

La vitamina C favorece la eliminación de los radicales libres generados por el propio organismo, así como los que proceden del exterior. Se ha comprobado la capacidad de este elemento para eliminar las substancias contaminantes que penetran en el organismo, como el plomo, cuya ingestión o inhalación produce graves problemas de salud (saturnismo) ; o los nitratos y nitritos procedentes de las carnes preparadas que son responsables de la aparición de carcinomas de estómago. Estas mismas propiedades parecen tener una influencia positiva en el tratamiento de enfermos de Alzheimer o de otros tipos de demencia, así como en enfermedades como la fibromialgia o la esclerosis múltiple.

El futuro de los plásticos biodegradables.

En el panorama medioambiental actual, la sociedad demanda nuevos polímeros adecuados para la generación de todo tipo de elementos que emplean estos materiales. Una de las principales necesidades a considerar en su diseño es la capacidad de ser biodegradables, de forma que sean menos contaminantes tanto en su proceso de síntesis como en el de reciclaje.

En el caso concreto de la industria alimentaria, existe una alta demanda de elementos construidos con gran diversidad de polímeros para ser empleados como envases. Existe la necesidad de que estos envases sean, biodegradables seguros e inocuos para el consumidor, además de no alterar las propiedades del alimento contenido en él. A lo largo de la evolución prácticamente la totalidad de plantas han desarrollado una cutícula, similar una fina capa de piel, que tiene como finalidad la protección de sus partes más débiles, como pueden ser pequeñas ramas, hojas y frutos. La síntesis en laboratorio de la mencionada cutícula permitiría disponer de un material que se ha hecho a sí mismo durante siglos de evolución, con el perfeccionamiento que eso conlleva, además de ser un material con la ventaja de ser biodegradable. En el caso de ser empleado como envase en el sector alimentario, aportaría el beneficio de ser inocuo tanto para el consumidor como para el contenido.

El nuevo material es una alternativa orgánica e inocua que permite sustituir al que normalmente envuelve la zona interior de estos envases evitando su contacto con el alimento o bebida y el traspaso de tóxicos al organismo provenientes de los tradicionales envases (Bisfenol)2 .

Este recubrimiento, además de ser respetuoso con el medio ambiente, mantiene sus propiedades en cuanto a duración o resistencia.

FIGURA 2. Bisfenol (BPA)

La controversia de los plásticos tradicionales

La estructura molecular del BPA mimetiza la estructura de los estrógenos naturales. Luego, tiene la capacidad de alterar el sistema endocrino. El BPA constituye, por tanto, lo que se denomina un “disruptor endocrino” – altera el equilibrio hormonal de los organismos- . Entre los efectos adversos cabe destacar;

  • Cambios en el comportamiento. Hiperactividad y agresividad.
  • Diabetes y obesidad.
  • Pubertad temprana.
  • Cáncer de próstata.
  • Cáncer de mama.
  • Alteraciones cromosómicas.
  • Daño cerebral.
  • Deterioro de la función inmune.
  • Disminución de los niveles de antioxidantes enzimáticos.

Conclusión

La naturaleza es como una gran cadena formada por muchísimos eslabones en la que distintas especies se relacionan unas con otras contribuyendo a mantener un equilibrio ecológico. ¡El Qur´an no se equivoca!

Es cierto que en el planeta Tierra hay de todo y de forma abrumadoramente equilibrada, hasta tal punto que muchos de nosotros ignoramos el alcance real de las palabras de Allâh, debido a nuestros conocimientos limitados. Allâh dispuso ante nosotros un laboratorio natural, para que tomáramos ejemplo de que el ser humano puede desarrollarse como civilización sin llegar a destruir ecosistemas enteros, sin extinguir especies enteras, y sin contaminar nuestro hogar. Cualquier destrucción que se haga sobre el medio ambiente equivale a la pérdida de un signo que refleja la grandeza del Creador, tal vez este pequeño artículo ayude a concienciar de que todo sirve para todo y de que nada fue creado en vano.

Hasta la semana que viene, con un poquito más de ciencia.

As-salām ‘alaykūm wa ramatullāh wa barakatuhu.

Print Friendly, PDF & Email