MGF: una practica a erradicar

La mutilación genital femenina (MGF) es una práctica que afecta a 140 millones de niñas y mujeres cada año en todo el mundo. Supone una vulneración de los Derechos Humanos y la dignidad de las damnificadas que hay que combatir con ahínco hasta lograr su erradicación. Hoy celebramos el día internacional por su erradicación.

MGFNacido como un rito de iniciación, supone una brutal afirmación del patriarcado y de control sobre la población femenina y su libertad. En un mundo donde buscamos la igualdad y el bienestar de todos los seres humanos, estas prácticas no tienen cabida alguna y deben ser denunciadas y perseguidas por el Estado de Derecho de acuerdo a la legalidad internacional.

Erróneamente se atribuye la justificación y el amparo al islam a esta deleznable praxis. El hecho que la MGF haya sobrevivido en territorios donde mayoritariamente hay musulmanes (África Subsahariana, Subcontinente Indio y Sudeste Asiático) no lo convierte en una práctica islámica, máxime cuando esta religión protege la dignidad de todo ser humano como un deber sagrado. No hay base cultural o teológica que justifique esta práctica. De hecho, en la doctrina islámica la MGF (conocida como khifād) no está reconocida por la mayoría de sabios y expertos religiosos (‘ulema) considerándolo lesivo y contrario al bien común que persigue la ley islámica (shari‘a) y su ética (akhlaq).

Sin embargo, en los últimos años, algunos grupos de fundamentalistas han mostrado ambigüedad, desde la misoginia y el totalitarismo que caracteriza a sus ideologías, sobre el tema y han justificado textos u opiniones doctrinales que promueven o incitan a la MGF desde una perspectiva islámica, aún estando en contra de toda la comunidad islámica internacional. Esto ha llevado a crear una falsa tradición que está afectando a mujeres de espacios islámicos donde no se contemplaba esta práctica.

Hoy día “Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina” desde Junta Islámica de España y VerIslam nos comprometemos con la lucha contra esta deleznable práctica y en la vía de ayudar a la comunidad desde el islam, su espiritualidad y su ética.

Print Friendly, PDF & Email