Obituario: Shaykh Sidati wuld Salāmy (1940-2020)

Inna lillahi wa inna ilaihi raji’un · Ciertamente de Allāh somos y a Él regresaremos

Desde Junta Islámica, y todos los proyectos que impulsamos, queremos mostrar un profundo dolor por el fallecimiento de un amigo muy querido por todos y una referencia en nuestra forma de entender el islam: Shaykh Sidati wuld Muhammad Salem wuld Lahby (1940-2020).

Nacido en 1940 en la provincia de Rio Blanco en Bir Enzarán (actual sur del Sahara Occidental) y proveniente de una familia de sabios ya que era nieto de gran Shaykh Ma‘a al-Aynayn, uno de los más grandes sabios de África Occidental. Cuenta su familia los tres años empezó a perder la vista y su padre lo llevó ante el Shaykh Lualy quien ofreció a la familia curarlo, pero con una vida corta o que se quedase ciego y tendría una vida próspera y larga. A continuación, les dijo a sus padres que aún sin la vista haría cosas extraordinarias. Era el principio de su fascinante vida, de la entrada en el mundo de los sabios.

Nunca quiso que le dijesen ciego, él no era ciego pues veía más allá. Tenía la capacidad de poder ver algo que Allāh le había destinado sin las distracciones que sufrimos los demás. Por eso llegó a esa comprensión de la realidad, a ese grado de amor al estudio y entrega tan sincera.

Era garante de una memoria prodigiosa, tan normal en el mundo tradicional. Los que hemos tenido la suerte de tenerlo cerca hemos sido testigos de sus magníficas recitaciones, genealogías cuentos e historia fascinantes siempre con una sonrisa. Así, estudió y memorizó el Corán y los principales textos de ciencias islámicas, especialmente los de fiqh malikí. Estudió todo esto en la mítica Smara, la ciudad de shaykh Ma‘a al-Aynayn y se hizo un gran sabio.

En los años 60 realizó un bellísimo trabajo etnográfico para radio Al-Aiun rescatando poetas, cuentacuentos y sabios de la región (Sahara y Mauritania), protegiendo su legado y su herencia. Un trabajo que, insh’Allah pudiese recuperarse en algún momento.

Este es un fallecimiento que nos deja huérfanos, especialmente a Junta Islámica e Instituto Halal, por su intensa relación con nosotros. Amigo de Junta Islámica desde hace más de 20 años, ha colaborado en muchas actividades y ha aconsejado durante mucho tiempo a la Junta Directica. También era miembro de nuestro comité de sharia en Instituto Halal desde hace casi 10 años ayudándonos con su sabiduría a hacer un halal mejor.

Marcha el último shaykh de una generación de sabios que hablaba el castellano y el árabe a partes iguales, de un linaje de gente elegida para provocar una sonrisa con su presencia. Más allá de la sabiduría, de la memoria o de la historia, era su completa mahabba (amor) lo que primero se veía en él. Hacia justicia al apodo de su padre: “mi paz” (salāmy) y de su tribu él era uno de los Ahl al-Salem: “la gente de la paz”.

Nuestro du‘a está contigo querido shaykh Sidati y sabemos que Allāh te va a dar el sitio más verde del Jardín y te otorgue la vista más bella que sea posible. Que Allāh santifique tu memoria, que la haga recordar como lo hace con todos los sinceros.

9 de mayo de 2020

Print Friendly, PDF & Email